El seguro de impago de alquiler y el seguro de alquiler para inquilinos

26 ene. 2022
El seguro de impago de alquiler y el seguro de alquiler para inquilinos

Para minimizar al máximo los problemas frente al alquiler de una vivienda o el alquiler de un terreno, es imprescindible acudir a un profesional inmobiliario. A pesar de ello, a veces, no se consigue la total protección ni teniendo un contrato en firme, debido a los resquicios y procesos legales. Inquilinos que dejan de abonar la cuota y se declaran insolventes o dueños que, de repente, quieren expulsar al arrendador para uso familiar de la vivienda. De hecho, en España durante el último trimestre de 2020 se produjeron más de 7.000 desahucios procedentes de la omisión de pago del arrendatario. Pero, ¿qué puede hacer el seguro de alquiler frente a estas situaciones? ¿Qué es el seguro de impago de alquiler?

¿Qué es el seguro de alquiler para inquilinos?

Para obtener un plus de protección frente al propietario del inmueble, así como sobre los enseres y pertenencias propias, la persona alquilada puede contraer un seguro de alquiler independiente del que ya posea el dueño. Este último cubriría el continente (el inmueble), pero en ningún momento objetos del inquilino, responsabilidad civil, robo o desperfectos. Además, en este caso no es necesario permiso del dueño.

La obligación y el deber es del inquilino frente al contenido depositado durante la estancia, incluso si se estropea la nevera, por ejemplo. En casos normales es el dueño quien debería reemplazarla por una nueva, pero si es el alquilado el que la estropea por dejarla abierta, un golpe inesperado o algo similar, será él mismo el que corra con todos los gastos. Para estas situaciones es muy importante contar con un seguro que se haga cargo, sea de quien sea la culpa, con el objetivo de no pagar los gastos de reparación o sustitución. No es obligatorio, aunque sí recomendable si se poseen cosas de valor, si la estancia será de larga duración o para incidencias del día a día. Pero, ¿qué no puede ofrecer este seguro?

  • El contenido de los inmuebles con contrato de alquiler inferior a un año.
  • Alojamientos de hospedaje (hoteles, turismo rural...). Lo que hace casi imposible adquirir fincas y/o terrenos para después subarrendarlos, ya sea en suelo urbano o rústico
  • Viviendas compartidas.
  • Arrendamientos con contrato ilegal.
  • Asesoramiento en caso de desahucio.
  • El continente que deberá estar cubierto por parte del propietario.

¿Qué cobertura tiene el seguro de alquiler para inquilinos?

La cuantía, así como las características de la póliza dependen en gran medida de las necesidades, tanto del inmueble como de la persona que lo arrienda. Las aseguradoras ofrecen diferentes paquetes con los siguientes servicios:

  • Indemnizaciones por expulsión de la vivienda sin motivos legales.
  • Asesoramiento y defensa jurídica frente a problemas con el casero, por incumplimiento de contrato o recuperación de fianzas, entre otros.
  • Reparación de siniestros tanto del continente como del contenido. Goteras, grietas (que no sean de causa externa, desgaste de muebles, rotura de electrodomésticos, muebles o cristales…).
  • Daños eléctricos por subidas de tensión.
  • Responsabilidad civil por daño y/o siniestro a terceros.
  • Robo de bienes personales (ordenadores, joyas, tecnología…).
  • Incendio de las pertenencias e indemnización al propietario por los daños causados.
  • Reparación estética de los bienes (muebles rasgados o parcialmente quemados, pintar las paredes…).
Seguro de impago de alquiler. Imagen de una puerta de una casa que cuenta con el seguro de alquiler Para garantizar una protección completa e indemnización frente a los bienes particulares es necesario contratar un seguro de alquiler para inquilinos

¿Qué es el seguro de impago de alquiler para propietarios?

Cada crisis económica trae consigo impagos de hipotecas y de alquileres, creando un efecto dominó que se traduce en miedo e incertidumbre por parte de los dueños, frente a sus bienes inmuebles. La seguridad e inquietud respecto a estos arrendamientos se ve disminuida y casi suprimida con este tipo de seguro de impago de alquler de una propiedad.

Permite dejar las dudas atrás, ya que ofrece la posibilidad de, por ejemplo, recuperar las cuotas atrasadas a partir del cuarto mes de impago. También permite recibir una compensación por los daños y/o desperfectos causados a la salida del inquilino, ya sea rotura o robo de electrodomésticos, de muebles, incluso que subarriende el piso de forma ilegal.

En terrenos, pisos, casas, parcelas y solares es posible cubrir las siguientes eventualidades, a través del seguro de impago de alquiler para propietarios:

  • Recuperar las cuotas atrasadas desde el cuarto mes de impago hasta que el arrendatario finaliza el contrato y/o abandona la propiedad.
  • Gestión de desahucio, así como gastos de cerrajero para cuando finalice la expulsión
  • Reclamación de daños en general (pintura, estructura, conservación de bienes…).
  • Asistencia jurídica frente al inquilino.

Es de recibo remarcar que las cuantías y las características contractuales varían en función del inmueble. Asegurar una casa con coste mensual de 1.500-2.000 euros, será muy superior a un terreno rústico o urbano de entre 450/500 euros mensuales. El valor estructural ya le hace superior al coste medio.

Seguro de alquiler. Imagen del exterior de una casa con piscina que cuenta con el seguro de alquiler El coste de un seguro para una villa de lujo tanto para el inquilino como el dueño puede ascender anualmente a varias mensualidades de alquiler debido al alto valor de la construcción.

Requisitos para contratar el seguro de impago de alquiler para propietarios

En este caso frente al anterior, se puede contratar el seguro de impago de alquiler y pagarlo tanto el inquilino como el dueño. Todo depende de los acuerdos frente al contrato que hayan realizado. En ningún caso es obligatorio, aunque el propietario sí puede exigirlo como requisito para alquilar el inmueble.

Debido a los beneficios de la póliza, previamente al contrato es necesario por parte de la aseguradora:

  • Realizar un estudio de solvencia del posible inquilino. Últimas nóminas o contrato laboral para conocer el riesgo asumible. Así como el historial crediticio del candidato. Normalmente, la mensualidad no puede ocupar más del 40-45% de los ingresos mensuales.
  • El arrendatario no puede aparecer en ninguna lista de morosos del territorio nacional.
  • Características del contrato laboral que deberá ser mayor a un año de duración. Aunque sea indefinido, es necesario que lleve más de ese periodo en la entidad/empresa.
  • Trabajador por cuenta ajena: Más de dos últimas nóminas para conocer la antigüedad y comprobar un volumen lineal de ingresos. Un contrato indefinido ofrece más garantías que un temporal.
  • Autónomos: Declaración más reciente del IRPF, así como más de dos últimas declaraciones trimestrales del IVA.
  • Pensionistas: Es necesario presentar la justificación estatal de pensionista, así como los ingresos mensuales desde el extracto bancario.
Esta web terrenos.es, cuyo responsable es Pirañas Online SL, utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), analíticas (análisis anónimo de su navegación en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra política de cookies y también nuestra política de privacidad. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.