Previsión del precio de la vivienda en 2024

Mercado inmobiliario, ¿Cómo será el precio de la vivienda en 2024?

¿Cómo será el mercado inmobiliario en España en el año 2024? Desde terrenos y viviendas con parcelas hasta fincas rústicas y viviendas urbanas. En este artículo te contamos la previsión del precio de la vivivienda para el 2024, así como los pronósticos y tendencias del mercado inmobiliario. Conoce toda la información sobre el futuro del sector inmobiliario español.

El mercado inmobiliario español en 2024 se encuentra en un punto de transición, marcado por una mezcla de desafíos y oportunidades. La influencia de factores económicos como la inflación, las tasas de interés y la situación macroeconómica ha generado un ambiente de incertidumbre, pero también ha abierto puertas para nuevas posibilidades. El aumento en la demanda de viviendas sostenibles y el interés constante de inversores internacionales, especialmente en segmentos como el "senior living" y entre los nómadas digitales, destacan como tendencias clave.

La tecnología, especialmente la realidad virtual y las plataformas digitales, está redefiniendo la forma en que se comercializan y gestionan las propiedades, ofreciendo experiencias más eficientes y accesibles. Aunque el mercado enfrenta desafíos, como la fluctuación en los precios de las propiedades y un ajuste en las tasas de interés,

Qué pasará con el precio de la vivienda en 2024

El análisis del mercado inmobiliario español proyectado para el año 2024 sugiere una fase de ajuste y oportunidades diversas. Las previsiones de donpiso indican una disminución del 5% en el precio medio de la vivienda, atribuida principalmente a una reducción en la demanda de compra durante la primera mitad del año. Esta previsión resalta la singularidad del mercado en 2024 comparado con años anteriores, subrayando tanto desafíos como oportunidades para compradores e inversores.

Por otro lado, Bankinter anticipa una disminución más moderada del 2% en los precios de la vivienda, considerándola una corrección temporal en un contexto de altas tasas de interés. A pesar de la desaceleración económica, el incremento en los costes de financiación y la disminución en las transacciones de compraventa, los precios se han mantenido relativamente estables en 2023, lo que ha llevado a Bankinter a revisar al alza su estimación para este año, proyectando un incremento del 1%.

En cuanto a las transacciones, se espera una reducción del 14% en 2023 y del 7% para 2024, según Bankinter. Sin embargo, esto significaba un retorno a la media histórica de alrededor de 500.000 transacciones anuales.

La volatilidad de los precios de las propiedades sigue siendo una preocupación, influenciada por factores como la situación económica global, las políticas de vivienda y las dinámicas demográficas. A pesar de esto, se identifican oportunidades únicas, como el creciente interés en viviendas sostenibles y en zonas rurales, la continua urbanización y el desarrollo en ciudades clave, y la creciente internacionalización del mercado español, que se convierte en un destino atractivo para compradores e inversores extranjeros.

Según Registradores de España, los precios de las viviendas ya mostraron un descenso del 1,5% en el primer trimestre de 2023. El Informe Sectorial de Inmobiliario de Caixabank Research sugiere una ralentización general en el mercado, pero no tan severa como en crisis anteriores. La caída interanual de la compraventa de viviendas en los primeros meses de 2023 fue del 3,4%, afectando más a las viviendas nuevas. También, el Informe refleja que, a pesar de una desaceleración menos pronunciada de lo esperado, el mercado inmobiliario de 2024 probablemente experimentará una fase de contención de precios, con una oferta de vivienda aún insuficiente para satisfacer la demanda actual. Esto, combinado con los altos costes de construcción, sugiere un mercado con restricciones en los precios, pero sin motivos para un excesivo optimismo.

En resumen, el mercado inmobiliario español de 2024 enfrenta retos significativos, ofreciendo al mismo tiempo oportunidades para aquellos que se adapten a las nuevas dinámicas del mercado.

Hipotecas en 2024

Para el año 2024, los expertos anticipan un panorama en el mercado inmobiliario español que refleja continuidades con las tendencias observadas en 2023. La obtención de préstamos para la compra de viviendas seguirá siendo un desafío, especialmente para los hogares de clase media, debido a las elevadas tasas de interés y las restricciones crediticias. Aunque se espera que el Banco Central Europeo (BCE) comience a reducir las tasas de interés a mediados de año, la transferencia de estas disminuciones a las condiciones de financiación de las familias podría demorarse.

José García Montalvo, catedrático del Departamento de Economía y Empresa de la Universidad Pompeu Fabra, no prevé una recuperación significativa en el mercado hipotecario el próximo año. Según él, las familias seguirán enfrentando dificultades para comprar viviendas, aunque anticipa caídas de precios significativas en algunas zonas, lo que podría tener un efecto más evidente sobre los precios de lo que se ha visto hasta ahora.

Por su parte, Josep Maria Raya señala que los precios no están disminuyendo tanto como se esperaría, dada la reducción en las compraventas. Históricamente, un aumento en los tipos de interés tiende a frenar el alza de los precios de la vivienda, ya que el encarecimiento del crédito desalienta el consumo y la compra de activos como viviendas. Sin embargo, la subida de los tipos de interés por parte del BCE desde mediados de 2022, que ha llevado las tasas del 0% al 4,5%, no ha provocado una caída pronunciada en los precios.

Según un economista de BBVA Research, la razón principal detrás de la estabilidad de los precios es la escasez de oferta, particularmente en el caso de la vivienda nueva. Además, la fortaleza del mercado laboral sigue manteniendo una demanda relativamente fuerte. En 2022, se vendieron alrededor de 720.000 viviendas y, aunque se espera una disminución en las ventas para 2023, se proyecta que el nivel de transacciones se mantenga cercano al de 2019, con unas 575.000 operaciones de compraventa.

Por tanto, en 2024, el precio de la vivienda en España podría seguir aumentando en términos nominales. La previsión actual sugiere que el precio podría crecer en torno al 3% en comparación con 2023, lo que en términos reales (descontando la inflación) representaría aproximadamente un -0,6%. Este panorama refleja una dinámica compleja en el mercado inmobiliario español, donde la interacción entre oferta, demanda, condiciones de financiación y contexto económico global juega un papel crucial.

¿Comprar ya o esperar a 2024?

Decidir si comprar una vivienda ahora o esperar hasta 2024 es una cuestión que depende de varios factores, incluyendo las condiciones del mercado, las tasas de interés, y las circunstancias personales de cada comprador.

  • Evolución del Euríbor y Tipos de Hipoteca: Actualmente, el Euríbor está en alza, pero se espera que alcance su punto máximo pronto y comience a descender antes de fin de año. Esto podría hacer que las hipotecas con tasas variables sean más atractivas a corto y medio plazo, ya que sus costes podrían disminuir. Sin embargo, firmar una hipoteca a tipo variable ahora podría significar hacerlo con las tasas en su máximo, lo que implica un riesgo.
  • Precio de Viviendas en Grandes Ciudades: En ciudades grandes como Madrid, Barcelona, Bilbao o Málaga, se prevé que los precios se mantengan estables o incluso aumenten ligeramente el próximo año. Las caídas de precios se concentraron principalmente en localidades más pequeñas. Por lo tanto, si estás buscando comprar en una gran ciudad, podría ser más ventajoso hacerlo ahora en lugar de esperar.
  • Situación Financiera Personal: Si dispones de fondos suficientes para realizar un pago inicial considerable, podría ser más beneficioso comprar ahora en lugar de esperar. Sin embargo, si estás buscando las mejores condiciones para una hipoteca, podría valer la pena esperar un poco más para ver cómo evolucionan las tasas de interés y las condiciones del mercado.
  • Oferta de Viviendas y Oportunidades Únicas: Dada la escasez actual en la oferta de viviendas, especialmente de obra nueva, si encuentras la casa de tus sueños, podría ser aconsejable aprovechar la oportunidad en lugar de esperar. La oferta limitada puede significar que oportunidades particulares no se presenten nuevamente.

En resumen, la decisión de comprar en 2023 frente a 2024 debe basarse en una evaluación cuidadosa de su situación financiera personal, sus necesidades de vivienda, y las tendencias actuales del mercado. Siempre es recomendable también buscar asesoramiento financiero y considerar todas las variables antes de tomar una decisión tan significativa.

Previsión 2024: Precios Estables

En el año 2024, se anticipa un panorama con posibles aumentos en la demanda y los precios debido a la escasez de nuevas viviendas en zonas de alta demanda. Las proyecciones de los analistas sobre la evolución de los precios varían. Algunos pronostican aumentos continuos y otros una posible disminución en los próximos años.

Se prevee una tendencia creciente hacia terrenos y casas con parcelas en el mercado inmobiliario español de 2024 debido a la demanda de espacios más amplios y naturales. Esta preferencia se ve reflejada en el diseño y características de las propiedades, donde las casas con grandes parcelas ofrecen jardines, áreas recreativas al aire libre y, en algunos casos, huertos, satisfaciendo el deseo de una vida más tranquila y conectada con la naturaleza.

Además, hay un aumento en la demanda de viviendas sostenibles y ecológicas, caracterizadas por energías renovables y materiales ecológicos, lo que responde a una conciencia medioambiental en auge y la búsqueda de eficiencia energética y reducción de costos a largo plazo. Este cambio en las preferencias de los compradores hacia un estilo de vida más sostenible y saludable sugiere un impacto duradero en el mercado inmobiliario español.

Respecto a los precios de la vivienda, en el año 2024 se prevee un incremento general, especialmente en áreas como el arco mediterráneo y Baleares, debido a la demanda internacional de alto poder adquisitivo. En ciudades dinámicas como Madrid y Barcelona, los precios han alcanzado niveles elevados, con incrementos moderados. La tendencia puede ser alcista en estas zonas, junto con una estabilización o leves caídas en otras áreas. Por lo que, las tensiones sobre los precios continuarán.

Fincas rústicas: una opción creciente

En 2024, las fincas rústicas en España están ganando popularidad como una opción de vida atractiva. Estas propiedades, que combinan encanto rural y conexión con la naturaleza, están atrayendo tanto a quienes buscan una residencia permanente alejada de la ciudad como a aquellos interesados en segundas residencias o retiros vacacionales. Este creciente interés se debe a la búsqueda de un escape del ritmo acelerado de la vida urbana hacia entornos más tranquilos y naturales.

El mercado inmobiliario responde a esta demanda diversificando la oferta de fincas rústicas, ofreciendo opciones para diferentes presupuestos y preferencias. La vivienda rústica refleja una mayor valoración de comprar una casa de campo, que ofrece más beneficios que una vivienda urbana.

El auge de las viviendas sostenibles

El mercado inmobiliario está presenciando un auge en las viviendas sostenibles, una tendencia impulsada por una creciente conciencia ambiental y la búsqueda de eficiencia energética. Estas viviendas destacan por utilizar materiales de bajo impacto ambiental como ña madera sostenible y el aislamiento térmico avanzado, así como tecnologías para ahorrar energía, incluyendo sistemas de calefacción y refrigeración eficientes, paneles solares y sistemas de recolección de agua de lluvia. Este enfoque no solo reduce la huella de carbono de las viviendas, sino que también asegura una mayor durabilidad y menos mantenimiento.

Simultáneamente, el 2024 es testigo del auge de las casas prefabricadas, marcado por un enfoque en la sostenibilidad y la eficiencia energética, lo que las convierte en opciones más sostenibles a largo plazo.

En resumen, el auge de las viviendas sostenibles y las casas prefabricadas en 2024 refleja un cambio significativo en las prioridades de los compradores hacia estilos de vida más conscientes y sostenibles, teniendo un impacto positivo tanto en el medio ambiente como en la economía.

Parcelas y suelos urbanos en 2024

Las parcelas y los suelos urbanos seguirán siendo una inversión atractiva en 2024. Sin embargo, se anticipa una mayor regulación y un enfoque en el desarrollo sostenible, lo que podría afectar la disponibilidad y los precios.

En el año 2024, los terrenos y suelos urbanos siguen representando una inversión atractiva, aunque el mercado está experimentando cambios significativos debido a factores como la regulación y el enfoque en el desarrollo sostenible. Estas dinámicas están influyendo tanto en la disponibilidad de estas propiedades como en sus precios, marcando una evolución importante en el mercado inmobiliario.

La creciente regulación en el sector de suelos es una respuesta a la necesidad de un desarrollo urbano más ordenado y sostenible. Las autoridades locales y nacionales están implementando políticas que buscan equilibrar el crecimiento urbano con la conservación del medio ambiente y la calidad de vida de los residentes. Esto incluye restricciones en la densidad de construcción, requisitos de zonas verdes, y regulaciones más estrictas sobre el uso del suelo. Aunque estas regulaciones tienen como objetivo promover un desarrollo más responsable y sostenible, también pueden limitar la disponibilidad de parcelas aptos para construcción, lo que podría llevar a un aumento en los precios.

Además, hay una tendencia creciente hacia la integración de infraestructuras sostenibles y ecológicas en los nuevos desarrollos urbanos. Esto abarca desde sistemas de gestión de aguas pluviales y zonas verdes urbanas hasta la incorporación de tecnologías de energía renovable. Estos enfoques no solo mejoran la sostenibilidad de los proyectos, sino que también pueden aumentar su atractivo y valor a largo plazo.

Con este panorama, hay quien se plantea si es el momento de comprar su primera vivienda o no, y hay quien se plantea si es el momento de comprar vivienda como inversión para alquiler o no. Y en este caso, la respuesta es muy diferente porque pese al encarecimiento de los precios de compraventa, las subidas en los alquileres siguen haciendo de esta inversión una alternativa atractiva y rentable.

En conclusión, mientras que las parcelas y suelos urbanos continúan siendo una opción atractiva para los inversores en 2024, el mercado está siendo moldeado por una mayor regulación y un enfoque en el desarrollo sostenible. Estos cambios están diseñados para asegurar que el crecimiento urbano se maneje de manera responsable, aunque también conllevan implicaciones para la disponibilidad y el costo de estas propiedades.

Evolución del mercado inmobiliario en los últimos años

La vivienda en la Era Post-COVID (2022)

El mercado inmobiliario español en 2022 experimentó una notable desaceleración tras un período de auge en los años 2020 y 2021, ocasionada por la pandemia de COVID-19. Durante la pandemia, muchas familias españolas lograron ahorrar más debido a la reducción del gasto, lo que condujo a un incremento significativo en la compraventa de viviendas a principios de 2022, con cifras comparables a las del año 2008.

Sin embargo, durante ese mismo año se llevó a cabo un cambio de tendencia, debido principalmente a la invasión de Ucrania por Rusia, que desencadenó una crisis energética internacional con un impacto profundo en la economía global. Este suceso elevó el costo de vida y aceleró la inflación, reduciendo la capacidad de ahorro de las familias y disminuyendo su interés en la compra de viviendas.

Durante el verano de 2022 también se experimentó un notable aumento de los tipos de interés debido a la alta inflación. En la zona euro, por ejemplo, el tipo de interés subió de un 0,50 % en julio de 2022 a un 4,25 % en agosto del mismo año, lo que llevó a un encarecimiento significativo de las hipotecas de tipo variable.

En cuanto a la inversión en el sector inmobiliario, el segmento de vivienda, conocido como 'living', representó entre el 24% y el 26% de la inversión total en 2022, superando el 18% registrado entre 2016 y 2018. La inversión en este sector osciló entre 4.200 y 4.550 millones de euros en 2022, cifras que marcan un récord desde que se tiene registro y que superan los valores anteriores a la pandemia. Según Miriam Goicoechea, directora de Research de CBRE España, este aumento se debe a la escasez de oferta frente a una demanda elevada y a un interés inversor constante.

El sector 'retail' es el segundo sector que más inversión ha recibido en 2022, con entre el 22% y el 24% del total invertido en España, lo que equivale a una inversión de entre 3.850 y 4.200 millones de euros. Estas tendencias reflejan cómo la interacción entre factores económicos globales, las condiciones del mercado local, y la dinámica de oferta y demanda están configurando el sector inmobiliario en España durante este período desafiante.

El mercado inmobiliario en el año 2023; año de cautela y resiliencia

Según los datos del Banco de España de junio de 2023, el mercado inmobiliario español muestra una notable cautela por parte de los compradores debido a la incertidumbre económica y las cambiantes condiciones del mercado. En dicho año se concedieron 5.284 millones de euros en préstamos hipotecarios a las familias, una cifra que representa un descenso del 18% en comparación con el mismo mes del año anterior (junio 2022). Un dato que indica una disminución en el entusiasmo por comprar una vivienda. Un posible causa puede ser en gran medida el incremento de los costos de las hipotecas y la elevada inflación que compromete la capacidad de ahorro de los posibles compradores.

La combinación de hipotecas más costosas y una menor capacidad de ahorro ha resultado en una disminución en el número de personas dispuestas o capaces de adquirir una vivienda en comparación con hace un año y medio. Esta reducción en la compraventa ha llevado a una contracción y recesión del mercado inmobiliario.

Sin embargo, a pesar de esta tendencia general de precaución, el Instituto Nacional de Estadística reporta un dato alentador. Se han superado las 50.000 transacciones inmobiliarias en cinco ocasiones durante este año. Una cifra que sólo se alcanzó una vez en 2021 y ninguna en 2019. El total de transacciones inmobiliarias en el primer semestre de 2023 asciende a 315.783, un 19% por encima de las compraventas de viviendas en 2019, dato prepandémico de 266.018.

Este aumento en el número de transacciones sugiere que, a pesar de los desafíos económicos, sigue habiendo un interés significativo en el mercado inmobiliario. Puede que los compradores sean más cautelosos y selectivos, pero la actividad en el sector sigue siendo robusta, superando incluso los niveles previos a la pandemia. Esto podría interpretarse como un indicio de que, a pesar de las dificultades actuales, sigue habiendo una demanda sostenida de viviendas.

Se espera que el año 2023 cierre con una disminución significativa en ventas inmobiliarias en comparación con el año anterior, pero aún así, se mantiene como uno de los mejores años en términos de ventas de viviendas en la última década.

Esta web terrenos.es, cuyo responsable es Pirañas Online SL, utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), analíticas (análisis anónimo de su navegación en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra política de cookies y también nuestra política de privacidad. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.