Las iniciativas más destacadas para luchar contra la España Vaciada

20 ago. 2022
Pueblos con precios bajos para vivir y trabajar

España vaciada, exilio rural o migraciones a las capitales de provincia y grandes urbes. La despoblación de los municipios del interior de España tiene múltiples definiciones y se ha convertido en un problema para administraciones locales y estatales.

Las sucesivas crisis económicas, la falta de empleo en zonas rurales y el envejecimiento de sus habitantes, ha llevado al interior del país a una situación critica y extrema. Más de 300.000 kilómetros cuadrados del territorio nacional han perdido población en los últimos 70 años. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), 3 de cada 4 españoles vive en una gran población. Tan sólo 8 millones de habitantes de 43 que tiene España en la actualidad, es decir, el 17% se localiza en lugares con menos de 5.000 habitantes.

También esta desigualdad geografica afecta a la brecha salarial. Las grandes ciudades generan casi el 70% del PIB nacional, así como más del 60% del empleo. Frente al 2% de las ofertas de trabajo de los pequeños municipios. A ello hay que sumarle que, en las urbes, se percibe 5.000-6.000 euros más de sueldo anualmente que en los pueblos. Diferencias irreparables a corto plazo, que han supuesto el vacío casi total de los municipios del interior.

Pueblos que ofrecen vivienda, trabajo o ambos a la vez

La pandemia, las altas tasas de paro y la incipiente crisis económica, han marcado la vida personal y laboral de la población española. La despoblación, hasta la fecha, se estaba visualizando como un problema en lugar de una oportunidad, pero con los cambios sociales, regenerar la España Vaciada se ha convertido en una realidad a corto plazo. Ya sea con iniciativas privadas, asociaciones vecinales o ayudas desde el Estado.

Por suerte o por desgracia, este no es un problema que afecta solo a España, sino que otros países como Italia o Japón también se han visto afectados por el éxodo rural. En Italia, por ejemplo, se puso en marcha el pasado año una campaña, donde 21 pueblos ofrecían casas por 1 euro de alquiler.

Para repoblar estos municipios, en nuestro país algunos pueblos han puesto en marcha diferentes proyectos que incluyen vivienda a bajos precios, trabajo asegurado u ofrecen trabajo más casa. Algunos de las pequeñas localidades rurales que buscan nuevos vecinos son:

  • Comprar un terreno desde 200 hasta 3.000 euros es una realidad en Olmeda de la Cuesta, Cuenca. Este municipio de tan sólo 20 habitantes subasta fincas a bajos precios con el único requisito de que, en el plazo máximo de tres años, deben de haber construido una casa.
  • Un puesto de trabajo, tres meses de alquiler gratis y ayudas de 50 euros por cada hijo en edad escolar. Este es el pack que ofrece Griegos, en Teruel para atraer nuevos vecinos. A partir del cuarto mes, el arrendamiento tendrá un precio de 225 euros.
  • Puede que la iniciativa de Ponga, en Asturias, sea una de las más suculentas del país. Darán 3.000€ a las parejas que se muden definitivamente a la localidad y otros 3.000€ por cada hijo nacido allí.
  • En Rubiá, Orense, incentivan a cada persona que quiera mudarse a su pueblo con una ayuda de entre 100 y 150 euros por persona. Una cifra que podría ascender hasta los 600 euros para una familia de cuatro personas, por ejemplo.
  • Con tan sólo 50 habitantes, y con el objetivo de aumentarlos, en A Xesta, Pontevedra, ofrecen alquileres a los nuevos habitantes por tan sólo 100 euros.

Ventajas de vivir en un pueblo

Los beneficios de irse a vivir a un municipio de pequeñas dimensiones y pocos habitantes, ubicado en un medio rural, se han multiplicado tras la crisis social vivida en los últimos años. Hoy en día, gracias a la oferta inmobiliaria, es posible adquirir una aldea completa, con la iglesia, el polideportivo y todas las viviendas o hacerse con un pazo de miles de hectáreas.

Los nuevos hábitos de vida y necesidades de la población han dado un giro de 360 grados y ha convertido a las propiedades de obra nueva o a rehabilitadas de los pueblos en objetos de deseo para los ciudadanos. Ya sea para teletrabajar o cambiar la ciudad por el pueblo, lo cierto es que los chalets, cortijos o casas señoriales han aumentado exponencialmente su demanda y, por consiguiente, su venta. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en los últimos años ha aumentado el censo en localidades de menos de 100 habitantes un 12%.

Ya sea para primera o segunda residencia, periodos vacacionales o largas estancias, las aldeas y pueblos en España ofrecen una calidad de vida superior a la de las ciudades. Algunos de los motivos por los que cada día más las personas que cambian de paradigma son:

  • Menos coches, tráfico y contaminación. Las distancias en los pueblos son mas cortas y por eso se reduce al máximo el uso de cualquier vehículo.
  • No hay problema de aparcamiento.
  • Bajos niveles de contaminación acústica y lumínica.
  • Contacto con la naturaleza, ya sea la montaña o la playa.
  • Aire más puro.
  • Gracias a los productos de proximidad, en general, los precios de la cesta de la compra son más bajos
  • El coste de las casas es muy inferior al del mercado en una gran ciudad. Por ejemplo, en un pequeño municipio se puede comprar un inmueble de más de 100 metros por el de un piso de 70 metros en una gran urbe.
  • Vida más sana, relajada y segura
  • Oportunidades de emprendimiento
  • Posibilidad de adherirse a alguna ayuda pública para pueblos de la España Vaciada
  • Ambiente cercano y familiar, sobre todo para las parejas con hijos.

Requisitos para extranjeros que quieran vivir en pueblos de España

Estas ofertas no sólo están abiertas a ciudadanos españoles, sino a extranjeros que quieran mudarse y formar una familia o emprender en nuestro país. Aunque el trámite y, sobre todo, la mudanza sea mas costosa, lo cierto es que existen muchos foráneos que desean vivir aquí. Ya sea en grandes ciudades o en pequeños pueblos. Para ello, necesitan documentación extra que dependerá de las exigencias y requisitos del municipio en cuestión, pero que suele ser la misma o parecida a la que necesitan para emigrar a España.

  • Visado de trabajo en vigencia.
  • Pasaporte original y copia del mismo.
  • Documento de identidad o NIE y fotocopia.
  • Certificado de antecedentes penales de los últimos 6 meses.
  • Certificado médico del mismo periodo que el anterior.
  • Modelo oficial cumplimentado para la autorización de la residencia y trabajo en España.
  • Acreditación de que se tiene la capacidad exigida para desempeñar el empleo.
  • Proyectos, si se tienen, de emprendimiento o actividad a realizar.
Etiquetas:
Esta web terrenos.es, cuyo responsable es Pirañas Online SL, utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), analíticas (análisis anónimo de su navegación en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra política de cookies y también nuestra política de privacidad. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.