Las preguntas más importantes que debes hacerte antes de comprar un lote

12 oct. 2022
¿Qué debes preguntarte antes de comprar un lote?

Según la Real Academia Española (RAE), lote es “la parte que se genera por la división de un elemento que debe ser repartido entre diferentes individuos. A cada sujeto, de este modo, le corresponde un lote”

No todas las propiedades tienen la capacidad de ser divididas y comportarse de forma unitaria. Un piso de 3 habitaciones no puede fraccionarse para que los 3 hermanos que lo han heredado puedan convivir en él, o una casa, por ejemplo. Los terrenos y parcelaciones son los inmuebles que permiten crear este tipo de lotes con mayor facilidad. Se trata, en definitiva, de la división en propiedades de igual extensión (o según el porcentaje heredado o adquirido por cada parte).

Cada una de ellas se comporta de forma independiente, es decir, pueden venderse o arrendarse sin la necesidad de tener la autorización de las demás. Es una propiedad a todos los efectos.

Consejos antes de comprar un lote

Como para cualquier transacción de compra, es imprescindible tomar todo tipo de precauciones. Sobre todo, con el desembolso que ocasiona tanto a corto como a largo plazo comprar un lote de un terreno. Es aconsejable siempre ponerse en manos de profesionales, para actuar conforme a la legislación vigente frente a un posible cambio durante el proceso de compra.

En cualquier caso, se cuente o no con un experto, es necesario tener toda la información posible sobre la propiedad, para que la toma de decisión sea desde la máxima seguridad y certeza. Los aspectos en los que hacer especial hincapié son:

  • Desde un aspecto puramente legal y técnico, la situación registral, catastral y urbanística. Con la finalidad de evitar fraudes y posibles cargos no mencionados, hay que acudir al Registro de la Propiedad para comprobar: que el vendedor es realmente el propietario, que no hay embargos ni hipotecas sobre el terreno, que está libre de cargas y que no cuenta con ninguna limitación legal. En cuanto a la certificación catastral, de ella obtendremos los datos sobre superficie y situación de la parcela, así como los lindes y medianeros de la misma. Todos estos datos deberán de coincidir con la nota simple o la escritura que se nos haya proporcionado de la propiedad.
  • La legislación urbanística, que se obtiene del ayuntamiento pertinente, indicará la finalidad del terreno. Es decir, el tipo de suelo y su uso, a lo que se podrá destinar la vivienda principal, si la hubiese, y la parcela en general. Según el tipo de suelo, urbano, urbanizable o no urbanizable, la ley permite un tipo de uso totalmente distinto.
  • Ordenanzas municipales. Corroborar que no forma parte de ninguna obra o plan urbanístico del municipio para evitar que una parte o partes del mismo sean expropiadas.
  • Edificabilidad. Nos permite conocer cuál es la superficie que puede ser ocupada, edificable, así como las terrazas o porches que pueden construirse.
  • Servidumbre. Se trata del derecho de uso respecto a una parte de la parcela de otra persona que no sea el propietario. Por ejemplo, una instalación de telefonía, un alcantarillado del Ayuntamiento o un camino público. Son derechos adquiridos de forma previa a la compra del terreno que no pueden deshacerse.
  • Servicios. Conocer más a fondo la zona y todo lo que puede ofrecer, así como las condiciones necesarias para su normal uso. Tales como, suministro de agua, luz, internet o el tipo de acceso a la urbanización o parcela.
  • Tal y como ocurre en la compra de un piso o una casa, es necesario tener un presupuesto para imprevistos y gastos. O para un posible aumento del precio de última hora.
Imagen de antes de comprar un lote Un camino de tierra, las vías del tren o un poste solar. La servidumbre de un terreno son derechos previos a la compra del lote

Comprobaciones sobre el terreno previos a la compra

Cuando los datos técnicos y legales son dudosos, escasos o, simplemente, por comprobar de primera mano todas las características del lote, se hace imprescindible visitar la parcela. Es algo que, ya sea mediante subasta pública o privada, puede hacerse de forma previa a la compra.

Si la distancia impide realizar este trámite, se puede enviar a un conocido, un profesional o localizar la propiedad mediante Google Maps. Actualmente, hay infinidad de tecnologías que permiten ver las condiciones actuales del terreno e, incluso, de forma completa en clave virtual.

En el caso de que podamos concertar una cita y acudir a la propiedad antes de la compraventa, deberán de analizarse:

  • Orientación. Dependerá del uso que se le dé a la vivienda. En el caso de instalar placas solares u otro tipo de energías renovables, esto es muy importante para el óptimo funcionamiento.
  • Orografía. Si se encuentra en pendiente o cerca de una montaña, el presupuesto para construir una casa o un huerto aumentará sustancialmente.
  • Entorno. Desde el acceso, los servicios cercanos, distancia con los vecinos o caminos colindantes.
  • Tipo de suelo. Más allá de la legislación municipal vigente, si queremos tener una pequeña plantación de regadío o secano, o construir una piscina. La calidad del subsuelo para abrir un pozo, por ejemplo, es muy reseñable.
Imagen de antes de comprar un lote Los terrenos aumentan anualmente su valor en torno a un 30%

5 Ventajas de comprar un lote

Comprar un terreno es una apuesta segura. Este tipo de propiedades, según la ubicación, se revalorizan con el paso de los años. Al contrario de lo que suele ocurrir con las viviendas de segunda mano, las parcelaciones ganan plusvalía con el paso del tiempo. Se debe al bajo riesgo que supone este tipo de inversiones y, tras una construcción, el precio aumenta considerablemente.

Los ciudadanos suelen asociar parcela a propiedades que se encuentran alejadas de las urbes o en áreas recónditas. Pero, un terreno es todo aquel espacio sin edificar que esté a la venta, por lo que puede encontrarse cerca del mar, en un paraje natural o en plena ciudad. Entre los beneficios de invertir o comprar uno de estos inmuebles destacan:

  • La capacidad de personalización. Son casi como un folio en blanco. Permiten a los propietarios, según el tipo de suelo, construir según sus preferencias, sueños y, sobre todo, necesidad. Más de dos plantas, piscina, garaje, un espacio de aperos o una vivienda prefabricada.
  • Precio más bajo. Las propiedades sin edificar tienen un coste menor, con vivienda ya construida.
  • Además, tener un terreno en propiedad permite facilidades en cuanto a tiempo y presupuesto de construcción de una casa.
  • Arrendamiento. Esté o no edificado, actualmente es muy común alquilar parcelas para eventos o por fines de semana.
  • Fácil mantenimiento. Aunque todo depende de sus características, en general, se invierte menos tiempo y dinero que en una casa.
Etiquetas:
Esta web terrenos.es, cuyo responsable es Pirañas Online SL, utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), analíticas (análisis anónimo de su navegación en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra política de cookies y también nuestra política de privacidad. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.