¿Cómo proteger mi terreno o vivienda de incendios forestales?

17 oct. 2022
¿Cómo asegurar mi terreno o casa ante los incendios forestales de verano?

Los incendios forestales durante el verano de 2022 han copado portadas y miles de minutos de televisión. España se ha quemado de norte a sur y de este a oeste, a causa de las sucesivas olas de calor de junio y julio y la mano del hombre.

Aunque, a pesar de el gran revuelo y la notoriedad de estos, este año no ha sido uno de los más siniestros. La media anual de incendios en España ronda los 6.497 fuegos, y en 2022 se han ocasionado 6.816. Las zonas más afectadas fueron las provincias de Salamanca, Cáceres, Zamora, Luego y Orense, principalmente.

De todos ellos, 4.633 fuegos se apagaron antes de alcanzar una hectárea de terreno. Los más reseñables fueron 37, que calcinaron más de 500 hectáreas convirtiéndose en grandes incendios forestales. Por desgracia, debido a esto se han quemado tan sólo en nuestro país, el 40% del total de hectáreas incendiadas de toda la Unión Europa. 236.575 de las 600.731 de entre los 27 países, según el Sistema Europeo de Información de Incendios.

Cada incendio forestal reescribe una nueva historia para el municipio, la comunidad autónoma y sus ciudadanos. Vigilar las zonas en riesgo y poner en práctica métodos para su prevención es la mejor manera de evitarlos.

El fuego es caprichoso, depende del tiempo, la temperatura, las características orográficas del lugar y de los combustibles presentes. Factores muy difíciles de controlar, pero no de evitar o, al menos, de prevenir. Sobre todo, los materiales, animales y vegetación que puede incendiarse. Por ello, más que nunca, por la gran sequía que azota el mundo, es importantísimo realizar buenas prácticas que eviten cualquier situación que ponga en peligro la diversidad medioambiental de España y la vida de humanos y seres vivos.

Cómo preparar el terreno o propiedad frente a un posible incendio

En los terrenos y parcelaciones de España no siempre habita gente. Suelen ser, en general, propiedades que se utilizan como segunda vivienda para los fines de semana, periodos estivales o por motivos familiares, como las casas de pueblo, por ejemplo.

Para prevenir cualquier pérdida material y humana, hay que proteger en especial tres zonas claves: el techo/tejado, los conductos de ventilación y la terraza o el lugar exterior más cercano a la casa. Estos lugares son los primeros en incendiarse, al ser las áreas de protección de la vivienda.

Tejados y techos. Ya sea de la casa de aperos o de la principal, es la superficie más vulnerable de una construcción. Si el material se debilita puede llevar al derribo completo de la casa o si, logra quemarse, posteriormente comenzará a propagarse por el resto de la vivienda. Lo más recomendable es usar materiales no combustibles, como el metal, las tejas aislantes o de vidrio.

Grietas y canaletas exteriores. Al igual que puede entrar la lluvia en el interior por las pequeñas quiebras en las paredes, puede hacerlo las brasas y el fuego. Es muy importante que el exterior esté totalmente sellado, al igual que mantener una excelente limpieza en los canalones para recoger el agua de la lluvia. En estos tubos suelen acumularse hojas o restos de polvo que, en contacto con el fuego, prenderá todo lo que tiene a su paso. Lo mismo ocurre con los conductos de ventilación para chimeneas tradicionales o de gas.

Para que no se introduzca en el interior de la propiedad, se puede recubrir con una malla metálica, que no impida el normal funcionamiento y tanto la entrada y la salida de vapores.

También hay que prestar atención a ventanas y puertas. Estas no deberán de contener marcos de PVC, plásticos o materiales inflamables. Se recomienda ventanas de metal, con doble o triple acristalamiento. Y, sobre todo, tener objetos alrededor que puedan incendiarse con facilidad y aumentar la temperatura como plantas o árboles.

En los balcones y terrazas ocurre algo muy similar. Es imprescindible evitar tener leña acumulada, ramas o arbustos. O acumular combustible para la maquinaria y tener recogidas, en el caso de las piscinas, las hamacas y productos de plástico. Es aconsejable tener la parcelación lo más recogida y cerrada posible mientras no se encuentre ningún familiar en su interior.

Imagen de una avioneta para combatir un incendio forestal De media en España hay 6.497 fuegos al año. De los que más de la mitad, por suerte, no ocupan más de una hectárea

Zona segura, la clave para evitar que tu terreno se queme

Crear un espacio seguro y que proteja tu vivienda o parcela es una de las medidas más importantes que un propietario puede tomar. Se trata de crear un círculo o parámetro alrededor de la propiedad y del terreno, en este caso para paralizar o desacelerar las llamas de un incendio forestal. En definitiva, el objetivo es crear un cortafuego, para que la catástrofe no llegue hacia tu propiedad. Para trazar un plan de seguridad, hay que tener en cuenta:

  • Tamaño del terreno.
  • Tipo de vegetación en el interior y exterior.
  • Accesibilidad, tanto para los servicios de emergencia, como para huir de la vivienda.
  • Características del terreno.

Lo ideal es que esta zona de seguridad tenga una extensión hacía el exterior de entre 30 y 60 metros desde el epicentro de la parcela, ya sea la casa principal o el granero. Las prácticas irán en la misma dirección, desde las áreas más cercanas a la principal hasta el linde del terreno. Las acciones preventivas más comunes son:

  • Realizar una limpieza intensiva habitualmente de rastrojos y malas hierbas.
  • Usar gravilla y cubiertas, para la piscina, por ejemplo, de materiales no inflamables.
  • Eliminar las plantas que se encuentren a menos de 2 metros de la casa, incluidas las enredaderas.
  • Cerrar todas las puertas cercanas como el garaje o trastero.
  • Regar de forma habitual para mantener húmedo el suelo.
  • Eliminar las cajas o leña del exterior, sillas, sombrillas, muebles y estructuras.
  • Así como la basura, materiales de construcción o bebidas.
Imagen de un terreno y una casa Crear una zona segura es una de las claves para mantener a salvo nuestra vivienda de las llamas de un incendio

Métodos tradicionales para evitar los incendios forestales

Los trabajadores del campo, de la huerta y del ganado, conocen a la perfección los métodos y hábitos que se han llevado a cabo durante décadas para evitar o paliar los incendios forestales. Se trata de un trabajo colectivo, que debe unir a comunidades, vecinos y sectores frente a las llamas.

En esta batalla hay expertos que prefieren medidas más estrictas y tecnológicas, mientras que otros prefieren volver a las técnicas tradicionales, como:

Quema de rastrojos. Hoy en día, es necesario pedir un permiso a las entidades locales donde se ubique el municipio y si los matorrales exceden de un máximo permitido, deberán acudir hasta la policía o los bomberos. La legislación vigente es muy estricta al respecto para evitar fuegos pequeños que se vuelven incontrolables o conflictos de medianerías. Pero, esa quema controlada puede ser una ayuda para restaurar ecosistemas, hacer cortafuegos y eliminar lo sobrante. Eso sí, siempre dentro de la legalidad, seguridad y cuidado.

Pastoreo. Por desgracia, es una imagen que va descendiendo con el paso de los años. Anteriormente era muy común pasear por el campo y ver ovejas o vacas pastando o que pasasen por en medio de las ciudades. Hoy en día, los animales se encuentran concentrados en terrenos o en jaulas. El pastoreo ayuda a realizar una rotación de las siembras, disminuir la altura de las hierbas, eliminar las que se encuentran en mal estado y fertilizantes a la tierra.

Etiquetas:
Esta web terrenos.es, cuyo responsable es Pirañas Online SL, utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), analíticas (análisis anónimo de su navegación en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra política de cookies y también nuestra política de privacidad. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.