Cómo comprar una casa, chalet o finca rústica

20 ene. 2022
Cómo comprar una casa, chalet o finca rústica

Comprar una casa, chalet o finca rústica donde formar un hogar y construir una familia es el sueño de cualquiera. Y más si se trata en una zona rural, alejados de la ajetreada vida de la ciudad y rodeados de pura naturaleza.

Ahora es posible gracias a la plataforma de Terrenos.es, un sencillo y potente buscador, el cual ofrece la búsqueda avanzada de todo tipo de viviendas en España, para que ese deseo se haga realidad. Su amplio abanico de posibilidades, permite filtrar las búsquedas por regiones, rangos de precio o, incluso, dependiendo de las necesidades del cliente. ¿Parcela, chalet independiente? Nunca antes había sido tan cómodo y tan útil localizar las mejores ofertas de venta y alquiler de casas.

Otra gran ventaja de esta interfaz es que ofrece la posibilidad de contactar con expertos y profesionales del sector, ya sean arquitectos, ingenieros o abogados, entre otros, y consultar así las dudas más frecuentes. Nunca está de más saber qué se necesita para comprar una casa, así como tener a alguien que asesore sobre los aspectos jurídicos que se han de tener en cuenta.

Consejos antes de comprar una casa, chalet o finca rústica

Decidirse a comprar una casa y mudarse a vivir en ella puede ser una gran idea que muchos envidian. O quizás, solo se quiera para pasar el fin de semana. Sea como sea, es necesario considerar ciertos aspectos antes de firmar documentos de forma inapropiada.

  • Comprobar que esté registrada. Hay que asegurarse que la casa está inscrita en el Registro de la Propiedad, con sus permisos legales para evitar problemas, pues no sería de extrañar que se trate de una residencia ilegal.

  • Saber quién es el propietario. Es tan sencillo como reclamar una nota simple al Registro de la Propiedad del municipio donde se ubique. Es importante conocer a quién pertenece y si tiene algún tipo de cargas, hipotecas o embargos.

  • Hacer un contrato por escrito. Puede parecer una tontería, pero mejor dejar las cosas por escrito ante cualquier problema. En este alegato conviene aclarar los datos del comprador y vendedor, el precio de la compra y firmar los papeles correspondientes.

  • Pedir información sobre la superficie de la finca. Se puede solicitar un Certificado de Catastro o una imagen del SIGPAC y comprobar si las medidas coinciden con lo que viene escriturado.

  • Determinar los gastos e impuestos que pagará cada parte implicada. Como norma general, es el comprador quien se hace cargo de los gastos notariales, Impuesto de Transmisiones Patrimoniales o el Registro de la Propiedad.

  • Asegurarse que cuenta con los servicios de agua, luz e internet. Los servicios de agua y alcantarillado son obligatorios por ley en los casos urbanos, pero en las fincas, si están muy alejadas, puede tener pozos o no tener servicios. En cuanto a la luz, posiblemente sea necesario un generador que pueda usarse en caso de emergencias. Por todo ello, hay que fijarse que se tengan todos esos servicios si se quiere estar localizable.

  • Tener un buen seguro del hogar. Ante cualquier problema en los tejados, pinturas, escapes de agua, goteras, etc. Es aconsejable tener un seguro que cubra todas esas necesidades, sobre todo si se trata de una casa vieja.

¿Qué documentos son necesarios para comprar una casa?

Cualquier compra puede llevar al error si no se está correctamente asesorado. Por ello, es necesario conocer todas las claves necesarias, con el fin de evitar fraudes.

  • Escrituras. Este documento permite verificar que la propiedad pertenece a dicha persona. Las escrituras deben darse por un notario y cerciorarse que todos los papeles están en regla.
  • Que esté en el Registro de la Propiedad. El actual propietario debe poseer el título que acredite que está inscrito. De lo contrario, no tendrá credibilidad sobre quién es el dueño en realidad.
  • Licencia uso de suelo. En el caso de comprar un terreno, si no se tiene esta licencia, no se podrá edificar. Si solo tiene permiso de “uso habitacional” se podrá construir una vivienda.
  • Planos del terreno. Si se va a adquirir una parcela o finca rústica, se estudiará y conocerá su estudio topográfico, así como otros datos recopilados sobre la superficie.
Comprar una casa en el campo. Imagen de una dera rodeada de vegetación al norte de España.casa de ma Madrid, Baleares y País Vasco son las comunidades autónomas donde más caro está el precio por metro cuadrado.

¿Qué impuestos se han de pagar para comprar una casa?

Ambas partes pueden pactar quién se hace cargo de los gastos posteriores a comprar una propiedad o, si no lo hacen, lo determinará el artículo 1455 del Código Civil, el cual establece que “los gastos por la escritura pública corren a cuenta del vendedor, y los de primera copia y posteriores a la venta, se hará cargo el comprador.”

En cuanto a los impuestos:

  • El comprador pagará el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales.
  • El vendedor en la declaración del IRPF, tributará por una pérdida o ganancia patrimonial.
  • El Impuesto sobre Bienes Inmuebles lo pagará el vendedor si corresponde con el año en el que se efectúa la compraventa.
  • Al tratarse de fincas rústicas, no está el Impuesto de plusvalía, pero sí lo habrá para viviendas, y lo pagará el vendedor.

¿En qué comunidades autónomas es más caro tener una vivienda?

El precio del metro cuadrado de suelo urbano por comunidades autónomas varía de un municipio a otro. Según el último informe del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana, las Islas Baleares es la autonomía más cara para comprar una casa. Concretamente, la isla de Formentera, donde cuenta con el importe por m² más alto, ya que los propietarios piden una media de 7.401 euros/m². Pero no es la única, le siguen de cerca Madrid (4.400€/m² en zonas como La Moraleja) y País Vasco (4.372€/m²).

Por el contrario, las ciudades más baratas para comprar una casa son Burgos, Palencia y Zamora, donde su valor es inferior a los 45€/m². En el último trimestre de 2021, el precio de la vivienda en España ha crecido un 6,1% interanual y se espera que para 2022 incremente este valor.

Imagen de una pareja realizando una ruta de senderismo en el pueblo, donde ha crecido el interés por saber cómo comprar una casa El teletrabajo ha permitido que muchas personas se hayan ido a vivir a los pueblos.

Ventajas y desventajas de comprar una casa en el campo

Permite ahorrar

No es que en la ciudad no se pueda ahorrar, pero es cierto que la vida en el campo es más económica. A la hora de buscar para comprar una casa en el campo, las viviendas construidas en suelo rústico cuestan menos que las de están en suelo urbano.

Más tranquilidad y naturaleza

Comprar una casa en el campo permite ganar en calidad de vida. Hay menos contaminación, se puede respirar aire puro, ir a pie a la mayoría de los sitios y vivir con menos estrés. Además, da la posibilidad de construir un huerto ecológico donde plantar las frutas y verduras que más se deseen y poder degustarlas sabiendo que han crecido en las mejores condiciones óptimas.

Puede convertirse en un negocio

Las tierras pueden arrendarse a otras personas o ser el propio dueño y dedicarlo a la producción del sector agrícola, como viñas, o ganaderas.

Desventajas más comunes

Aunque pueda parecer el lugar idílico para envejecer y criar a los más pequeños, lo cierto es que también tiene inconvenientes (aunque sean pocos) como renunciar a ciertos servicios que ofrecen las ciudades. Otro gran impedimento es que no se tienen todas las infraestructuras necesarias y es posible que se tenga que desplazar para ir al médico, llevar a los niños al colegio o disfrutar de otras actividades.

Esta web terrenos.es, cuyo responsable es Pirañas Online SL, utiliza cookies (pequeños archivos de información que se guardan en su navegador), tanto propias como de terceros, para el funcionamiento de la web (necesarias), analíticas (análisis anónimo de su navegación en el sitio web) y de redes sociales (para que pueda interactuar con ellas). Puede consultar nuestra política de cookies y también nuestra política de privacidad. Puede aceptar las cookies, rechazarlas, configurarlas o ver más información pulsando en el botón correspondiente.